¿Es ‘indispensable’ crear un área de tecnología e innovación?

ImagenWordpress.png

Por Raiza Tapia – Semana Económica

Hoy, cuando las herramientas de cloud computing y el big data son fundamentales para los negocios, cada vez más firmas peruanas empiezan a crear áreas especialmente dedicadas a la tecnología y la innovación. Es una apuesta —a veces iniciada con escepticismo— que ya empieza a rendir frutos.

Según The Boston Consulting Group Perú, el primer impacto directo que la implementación de este tipo de áreas genera es el traspaso —en el mediano y largo plazo— de la inversión en tecnología operativa a la inversión en innovación. Tener un área focalizada en optimizar infraestructuras tecnológicas permite reducir el gasto diario y dejar más margen para invertir en otros proyectos.

Eduardo Landeo, gerente de ingeniería de ventas e innovación tecnológica de Scania Perú—distribuidor de la matriz, fabricante de camiones para aplicaciones industriales—, señala que la implementación de su gerencia (en el 2015) nació de la necesidad de fusionar en una sola estrategia el hardware –la parte tecnológica relacionada al funcionamiento optimizado de los vehículos– y el software –el uso eficiente de estos sistemas–. Un resultado de esta área fue completar al 100% su plan de servicios conectados —un sistema donde toda la información de los vehículos de la empresa se almacena en la nube— iniciado el 2012. Al tener un seguimiento en tiempo real de cada vehículo y analizar la data que genera en sus recorridos, se generó un ahorro de 10% de combustible por vehículo, al configurar los vehículos y sus mantenimientos acorde con las necesidades del cliente.

Para SafetyPay, la implementación del departamento de CTO (chief technology officer) hizo viable un crecimiento de 80% anual aproximadamente en los últimos años, gracias a un uso eficiente del cloud computing. “Actualmente hacemos uso importante de cloud computing por la versatilidad y el escalamiento que nos da; a la vez big data y business intelligence han sido herramientas fundamentales en la toma de decisiones corporativas durante los últimos años”, afirma Antonio Rolando, CTO de esta compañía. Gracias al análisis de big data, que recoge datos de diferentes fuentes (redes sociales, mails, PDF) y la aplicación de business intelligence, han podido identificar y desarrollar oportunidades de crecimiento en el mercado local. Además, al ofrecer más servicios por Internet, se eliminó la necesidad de grandes inversiones y costos fijos.

Otro impacto en las empresas está enlazado a las formas de trabajo. Ésta es una de las modificaciones que el BCP está generando con su Centro de InnovaCXión, como parte de una estrategia digital iniciada en el 2015. “Era necesario incorporar nuevas metodologías. Así, empleamos la metodología Agile, una nueva forma de trabajo que permite incorporar cambios con rapidez en cualquier fase de un proyecto, con retroalimentación continua y que también permite trabajar interactivamente. Nuestros primeros resultados han dado buenos índices de satisfacción con los productos y procesos rediseñados. Esta nueva forma de cocrear nuestros productos, servicios y procesos, entre todas las áreas, ha significado un cambio de mentalidad muy positivo para todas las unidades del BCP”, explica José Ortiz, gerente de división de sistemas y asesor del centro.

El contacto creciente con otros mercados y países, para acelerar la absorción de habilidades, es otra de las ventajas de un área dedicada a la tecnología. Samuel Sánchez, Gerente de Banca Digital del BBVA Continental, resalta la interacción directa con Silicon Valley, donde la matriz del banco tiene una oficina donde llegan nuevas ideas y se capacita a trabajadores: “Tenemos la ventaja de pertenecer a un grupo que está muy conectado con lo que pasa a nivel mundial. No sólo tenemos soporte de nuestra casa matriz, sino que todo nuestro capability viene directamente de San Francisco, meca del desarrollo tecnológico”.

Las empresas que no se adapten a estos cambios en el futuro desaparecerán. “Hoy la data es una parte vital del marketing y de las actividades empresariales. Dentro de los próximos dos o tres años, quien domine el big data va a tener una ventaja competitiva relevante”, dice Sergio Almallo, vicepresidente de innovación y marketing de Telefónica Perú.

La transformación exitosa de una organización centrada en la información, la tecnología y la innovación requiere un líder designado por la alta dirección para educar y orientar el pensamiento estratégico. Un líder exitoso trabaja junto con un equipo con diversidad de perfiles profesionales y mirada global, además de intercambiar la información con las otras gerencias de la empresa. Crear o repotenciar un área de esta naturaleza permitirá afrontar los rápidos cambios del mercado de forma ágil e innovar para adelantarse a la competencia.

Fuente: http://semanaeconomica.com/

 

Anuncios